En definitiva, un buen fotógrafo de bodas, debe tener pasión por las emociones.

 

Con el paso de los años, la fotografía nupcial ha ido evolucionando y en la actualidad hay cientos de opciones y estilos a nuestro alcance, por lo que la contratación de un fotógrafo profesional que capture todas las emociones que vivirán tanto ustedes, como sus invitados, se ha vuelto indispensable, sabemos que tu boda es única, tu boda es irrepetible y sin duda un buen reportaje fotográfico SIEMPRE será tu mejor inversión.

Sin embargo, la responsabilidad delegada en tu equipo de fotografía y vídeo es enorme y no cualquiera con una cámara fotográfica tiene la capacidad y pericia necesarios para documentar cada emoción vibrante de uno de los días más importantes de tu historia. Un fotógrafo de bodas profesional tiene una visión muy particular sobre lo que la celebración representa, tiene experiencia y sobre todo, conoce el minuto a minuto de una boda, contratiempos y momentos claves que serán indispensables.

Ahora, como mencionamos antes, al contratar fotógrafos y videógrafos para nuestra boda, nos encontramos con cientos de miles de opciones al alcance de un click en la web, pero ¿…Cómo elegir a la mejor opción? A continuación te dejamos algunos puntos importantes a considerar:

ESTILO

A la hora de buscar al fotógrafo ideal para tu boda, recuerda que hay muchos estilos y cada fotógrafo tiene el propio, sin embargo es importante que sepas qué buscas, si algo tradicional, algo artístico o quizás un enfoque más espontáneo.  Uno de los estilos fotográficos que más están en tendencia hoy en día, es el foto-periodismo, es decir, documentar todo lo que sucede en el evento. Es un reportaje de tu evento capturando la espontaneidad y emociones a cada instante, mientras que la fotografía tradicional es un poco más organizada en cuanto a cuestión de poses clásicas y composiciones más habituales siguiendo un estándar.

Sin duda es importante que conozcas el trabajo de la persona a la que estás contratando y sin importar el estilo que elijas, nuestra recomendación más grande es que te encante.

EXPERIENCIA

Es importante que tu fotógrafo tenga un amplio conocimiento sobre fotografía nupcial, puesto que es más complejo de lo que parece, la luz, el clima, el movimiento, todo es impredecible y cada instante es único. Tu fotógrafo deberá saber manejar la situación y estar listo en los momentos cruciales de tu evento. Así mismo, es importante que conozcas su estilo para las diferentes sesiones que cada vez se ponen más de moda, tales como el Save the Date, o el Trash the Dress.

ENTREVISTA

En definitiva, no querrás contratar a tu fotógrafo de bodas por internet. Es de suma importancia que conozcas al equipo desde antes, que les visites en su estudio, veas su trabajo físicamente y hagan click. Uno de los aspectos más importantes a considerar es su conexión con el fotógrafo y su equipo de trabajo, estarán presentes en los momentos más íntimos de uno de los días más especiales y no pueden sentirse incómodos con un montón de extraños con cámaras a su alrededor. Es importante que encajen con su personalidad, pregúntense si son simpáticos, si son empáticos, su flexibilidad para hacer cambios y si existe una verdadera conexión y relación de confianza con ellos, sabrán que hacer en todo momento para entregarles emociones que durarán para siempre en cada una de sus fotografías.

EQUIPO:

Es importante hacer una buena elección del fotógrafo y elegir a alguien con profesionalidad y calidad desde su trato con ustedes hasta en el material de entrega final.

Si bien no es necesario que lo sepas todo de fotografía y los últimos equipos en el mercado, es importante que estés enterada de que tu fotógrafo sí cuenta con equipo profesional. Descuida, al observar su trabajo, podrás darte cuenta de sus conocimientos y el tipo de equipo que suele llevar a los eventos, pero además del equipo fotográfico, debes saber también con qué talentos cuenta, cuántos fotógrafos cubrirán tu evento, si lleva a un asistente como apoyo, si hace un scouting previo al lugar donde será tu evento, si cuenta con equipo de iluminación externa o trabaja únicamente con el flash de la cámara, y por último recuerda que es importante hasta cómo van vestidos el fotógrafo principal y el resto de su equipo o si utilizan uniforme.

Tu fotógrafo debe saber tratar a todo tipo de público y también adaptarse a todas las situaciones, tanto fotográfica como personalmente.

CONTRATO:

Es sumamente importante que antes de cerrar con el equipo de fotógrafos de tu elección, tengan ambas partes todo muy claro, aquí es donde se establecen las reglas del juego. Debes saber qué incluye la inversión que están realizando, qué se entrega al final y en qué formatos, y también cuánto tiempo dedicarán a su evento, puesto que cabe aclarar que una celebración tan importante, lleva tiempo y no se puede limitar a 8 o 10 horas de cobertura sino que empieza muchos meses antes, y en cuestión de fotografía no es la excepción.

Recuerden también establecer cómo suele trabajar su fotógrafo en las bodas, cómo se mueve, qué tanta comunicación tiene con ustedes y con el resto de sus proveedores. Los tiempos de entrega también son cruciales, el trabajo de una boda no se limita únicamente al día del evento, como comentamos anteriormente lleva meses de planeación, pero también se requiere un tiempo de post-producción y esto varía dependiendo el profesional, pero normalmente oscila entre los dos a cuatro meses posteriores a tu evento.

PRIVACIDAD:

Es importante que hables claramente con tu fotógrafo sobre la posibilidad de que tus fotografías se expongan de alguna forma en medios impresos o digitales. Es normal que los fotógrafos utilicen material para promocionarse y mostrar a sus posibles clientes, sin embargo las fotos son de ustedes y si prefieren reservar su derecho de privacidad, siéntanse con la libertad de hacérselo saber. ¡Lean bien todo lo que firman!

Por último, recuerda que no importa que tan grande o pequeña decidan hacer la celebración, a final de cuentas el sueño de casarse ya es una realidad, qué mejor que obsequiarse los recuerdos eternos del día más feliz de sus vidas. Definitivamente el dinero nunca debería ser el factor por el que contrates o no, a un fotógrafo. Recuerda que lo barato, sale caroy no querrás dejar el día de tu boda en manos de alguien sin experiencia o que realice un trabajo que no te guste.

Un buen fotógrafo, debe saber contar sueños, historias imposibles, tener emoción y sobre todo, inspirar.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *